Buscando mi nombre

Mois Veros

By

Y no volvió

Aquí me tienes.
A ratos encendido, a veces feliz.
Aquí te espero.
A ratos generoso, a veces audaz.
Al plomo de la realidad.
Mendigo de amor hoy seré.
Te espero junto a la farola.
Palmeo por rumbas a James Brown.
Si puedes mejor ven sola.
Si me quieres pérfido soy santo.
Si angelical me quieres,
la rama podrida del árbol.

Volveré.
Volveré cuando el gallo no coma.
Volveré.
Volveré cuando el gallo no quiera comer.

Léeme a Polibio en el andén
y así esperamos que llegue tu tren
que tanto tarda.
Mejor leemos a Platón.
No calla. Léeme el Lecturas
que tanto nos gusta.
Un paralítico tren va silbando
sobre la vía trazada con tiralíneas.
Al Basiti, la llanura.
Un mundo plano como punta del alfiler.
El viento vuela tu falda.
Nos salva el altavoz del andén.
Y ahora gírate y anda
hacia el tren que nos separará.
Se aleja tu mirada detrás de la ventana.

Volveré.
Volveré cuando el gallo no coma.
Volveré.
Volveré cuando el gallo no quiera comer.
Llegaré.
Llegaré con un saco cargado de agujas.
Llegaré.
Llegaré caminando sobre un alfiler.

Y tras el cristal se alejó… y no volví a ver aquella mirada.

Mois

2 Responses to Y no volvió

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies