Buscando mi nombre

Mois Veros

By

Se lo merecía

Cuando estaba en octavo tuvimos que leer Romeo y Julieta en clase; luego, para subir nota, la profesora nos hizo actuar cada escena. El chico más popular era Romeo y, cómo no, el destino decidió que yo fuese Julieta. El resto de las chicas de clase me tenian celos, pero yo me sentía diferente. Le dije a la profesora que Julieta era idiota: para empezar, se enamora del único tío que sabe que no podrá alcanzar, y luego culpa al destino por su propia mala elección. La profesora me explicó que, cuando aparece el amor, hay veces que el elegir, simplemente, desaparece por la ventana. A los 13 años, yo lo tenía muy claro: el amor, como la vida, se basa en tomar decisiones y el destino no tenía nada que ver en ello. Todo el mundo cree que es tan romántico… Romeo y Julieta, amor verdadero… qué triste. Si Julieta era lo suficientemente tonta como para enamorarse del enemigo, beberse una botella de veneno y dormirse en un panteón… se merecía lo que le ocurriera.


Fue su decisión. Ella eligió libremente su destino.
Mois

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies