Buscando mi nombre

Mois Veros

By

Respuesta a José

No es algo que suela hacer, pero voy a contestar a un comentario que me hizo José (me parece interesante hacerlo). Aunque me dirigiré personalmente a él, cualquiera es libre tanto de leerlo como de opinar.

“Y al que escandalizare alguno de estos pequeñitos que creen en mi, mucho mejor le fuera que le ataran al cuello una de esas ruedas de molino que mueve un asno, y le echaran al mar. Que si tu mano te es ocasión de escándalo, córtala: mas te vale el entrar manco en la vida que tener dos manos e ir a la gehenna, al fuego inextinguible.”

(Mc 9,42-43)

Para empezar, sacas un versículo de contexto, lo cual me hace pensar que tratas de hacer demagogia. El mensaje debe ser entendido en su totalidad y el mensaje de Jesús es muy lineal a lo largo de todo el Evangelio. Si te has molestado en leerte los 4 evangelios, te darás cuenta de que así es.

Aun así, te escandalizas de estos versículos en concreto. Y me planteo que debe ser porque no los interpretas correctamente. Es muy fácil leer la biblia interpretando el texto al pie de la letra, pero comprenderlo exige acercarse a la Palabra con el corazón dispuesto: “Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor.”(Mt 11, 25-26). Primero, porque se debe entender qué dice y por qué lo dice. Segundo, porque hay que saber que fue escrito en una época determinada y que va dirigido a los hombres (varones y mujeres) de todos los tiempos. Pero trataré de detallarlo un poco más.

Qué dice y por qué lo dice: Si lees los versículos anteriores a los que tú destacas, verás que habla de los que son de Cristo (lo que trabajan por el Reino). Jesús quiere decir que los que colaboran con los trabajadores del Reino recibirán su recompensa, pues trabajan por la Paz, la Unidad, el fin de las desigualdades. Esos tendrán recompensa. Sin embargo, los que se opongan al Reino vivirán alejados de Dios, tal vez con una vida vacía e insípida y nunca se sentirán felices. Y por eso más les convendría no “escandalizar” a los trabajadores del Reino, porque esa infelicidad y vacío será su “recompensa”. También habla de cortarte la mano si esta te hace pecar, o cortarte el pie o sacarte el ojo. Trataré de explicarte lo que quiere decir con un ejemplo más actual. Supongamos que te vas de fiesta, y cada vez que te vas de fiesta (que en sí es algo bueno) bebes hasta vomitar y te lías con 4 chicas que ni conoces, poniéndole los cuernos a tu novia. Oye, irse de fiesta no es malo, pero si cada vez que estás de fiesta no puedes evitar “armarla” es mejor que no vayas de fiesta (y “cortar” el problema de raíz).

La época en que está escrito y a quién va dirigido: Jesús habla para todos. Para los hombres del siglo I, los del XVI y los del XXIV. Además, a ojos de Dios, somos como unos niños pequeños que no le entendemos. Por eso, utiliza ejemplos de su tiempo (tal vez algo “escandalosos” para nosotros) pero que han de servir a los hombres de todos los tiempos. Cuando un niño es pequeño y no sabe razonar, a veces utilizas “el miedo” para que actúe correctamente. Cuando crece y es capaz de comprender, le razonas los porqué. Aquí Jesús hace igual. Para los que tengan la mente muy cerrada (que serán como los niños pequeños) utiliza la psicología del miedo (con castigo). Sin embargo, para los que sean capaces de comprender un poco más, en sus palabras se refleja ese razonamiento. Pero hay que saber (y querer) entenderlo. Probablemente, si quisiera explicarte esta idea en concreto a ti, joven del siglo XXI usaría otro ejemplo más acorde contigo, pero, como comprenderás, no puede escribir una biblia sólo para ti, o millones para todas las personas de todos los tiempos. Con un solo texto (el Evangelio, que podríamos llamar “la catequesis de Dios”) puede alcanzar así a todo aquel que esté dispuesto a entender: “El que tenga oídos, que oiga.” (Mt 11, 15).

Releyendo lo que he escrito, no sé si he sido capaz de, al menos, hacerte comprender que debes buscar más allá si de verdad deseas entender. Tu comentario me pareció que iba más con ánimo ofensivo que de diálogo, pero espero que mi “pequeña” explicación te ayude en algo. Yo no tengo todas las respuestas, y a veces tampoco acabo de entender qué quiere decirme Jesús con Su Palabra, pero confío porque es mi amigo y mi Señor y sé que quiere lo mejor para mí.

Hay más temas que desearía tratar al respecto, pero me extendería mucho más de lo que ya lo he hecho. Por eso, si quieres, te invito a que tengamos alguna conversación “cara a cara” y no vía internet. Tú decides. Son muchas las cosas que me dejo en el tintero, pero de momento creo que es suficiente.

Mois

2 Responses to Respuesta a José

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies