Buscando mi nombre

Mois Veros

By

La sonrisa que me costó la vida

El coche se detuvo y de su interior surgió una voz irritada.
– ¿Pero tú eres gilipollas?
– No. – respondí – Y debería saber que está en verde para mí y puedo pasar.
– ¿Me estás vacilando? – bramó de nuevo.
– Sólo le digo lo que ha pasado. Está bien, no pasa nada. Sigamos nuestros caminos – dije, y sonreí.
Entones bajó del coche un individuo fornido con tono amenazante.
– ¿Te estás riendo de mí?
– No, señor. Sólo le sonreía para quitarle importancia a este malentendido.
– Me estás vacilando – me increpó, y acto seguido me asestó un puñetazo en plena mandíbula, haciendome sangrar y tirandome al suelo. Mi sangre salpicó su puño, que no se molestó en limpiar.
Me levanté y lo miré. No encontró la mirada que esperaba: una mirada de odio, de temor, de ira. Para su sorpresa encontró una mirada serena, tranquila y, de nuevo, una sonrisa.
– Lo lamento, pero creo que se ha confundido – dije – mi intención era que nuestro desencuentro quedase sólo en eso. No quería que pensara que me reía de usted.
Empezó a perder los nervios y a despotricar contra mí. Trataba de gritarme con más fuerza para intimidarme y humillarme.
Entre sus gritos me escuchó decirle:
– De verdad, sólo quería arreglarlo contagiándole mi alegría…
Su rostró se desencajó. Sin tiempo de reaccionar, volvió al coche, agarró su pistola y me disparó acertandome en el pecho y la cabeza.
Mi cuerpo sin vida se desplomó marcando una sonrisa torcida por el puñetazo. Subió de nuevo al coche, aceleró con ira y se dio a la fuga dejando tras de sí las marcas de mi sangre.

Sonreir hasta el final…

Mois

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies