Buscando mi nombre

Mois Veros

By

La opción de decidir

¿Alguna vez has pensado en no bautizar a tu hijo para que sea él quien decida si quiere ser cristiano?
Este pensamiento es más común de lo que parece. Los padres no bautizan al niño para que él decida cuando sea “mayor” si quiere formar parte de la Iglesia. Y a pesar de lo “moderno” que pueda parecer y la “libertad” que se parece dar, ni una cosa ni la otra.
Cada día alzamos más la voz por nuestros derechos, olvidando muchas veces que todo derecho implica un deber y una responsabilidad, pero es un tema demasiado amplio. Ahora quiero centrarme en “la libertad”. Clamamos por la libertad de poder decidir, de elegir ser quienes NOSOTROS y nadie más que NOSOTROS decida ser. Y sin embargo, en ese afán de libertad… privamos de libertad.
El otro día me comentaban que un chico que no estaba bautizado iba a casarse (por la iglesia) con su novia, que estaba muy metida en la parroquia. Así que para poder hacerlo, tenía que asistir a unas catequesis y bautizarse. Curiosamente este chico era de padres que pensaban “que decida él”. Pues bien, él mismo comentaba: Mis padres se equivocaron al no bautizarme. Al intentar darme libertad, me la quitaron, porque no me dejaron conocer el cristianismo.
Así que sólo podía ser “no bautizado”. No le dieron la opción de elegir si quería ser o no cristiano… le impusieron que no lo fuera. Por eso, para dar libertad hay que bautizar… porque se da libertad de elección (en la Iglesia uno no “ficha”, si quiere estar está, y si no quiere, no está… que para algo existe la confirmación).
Mois

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies