Buscando mi nombre

Mois Veros

By

La hipocresía de la habitación de al lado

Resulta curioso que en la misma planta del mismo edificio sucedan cosas así.
Por un lado, la puerta A. En ella, varios científicos y médicos dedican todos sus esfuerzos a generar una vida. Se esfuerzan por conseguir crear ese Don que ellos no pueden poseer, tan solo copiar.
Unos metros más allá, la puerta B. En ella, otros médicos ahogan su juramento hipocrático junto con el llanto y la desesperación de los no nacidos que clama al cielo, porque sus madres no tuvieron el valor (o, quién sabe, tal vez no tuvieron la posibilidad) de traer al mundo a ese nuevo ser ya VIVO.
Y así, la hipocresía ni siquiera viaja en ascensor. Tan solo se queda paseando, con una sonrisa mezquina, a lo largo de la misma planta.

¿Hipócrates o hipócritas? Yo sólo sé que asesinar no tiene gracia….
Mois

One Response to La hipocresía de la habitación de al lado

  1. Belén says:

    Es realmente absurdo…

    Ojalá muchas madres se plantearan dar sus hijos en adopción antes que matarlos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies