Buscando mi nombre

Mois Veros

By

Cuando Emilio se encontró con el Padre

Y llegó el día en que Emilio murió y fue al Padre. Dios, al verlo lo saludo con cariño.
– Bienvenido, Emilio. – decía mientras lo abrazaba – Cuánto has tardado! Te esperábamos hace tiempo!
– Lo sé, Señor, perdóname – comenzó a decir Emilio – pero encontré un lugar maravilloso con gente maravillosa y quería compartir unos cuantos días más con ellos.
– Cuéntame más – dijo Dios.
– Se trataba de un foro. Estaba lleno de amor, de personas que traspasaban la pantalla y te abrazaban, que te sonreían a diario y te hacían sentir mejor. Yo les decía que era su abuelo y ellos mis nietos. Creo que a todos les gustó tener un abuelo “adoptivo”, aunque la mejor parte me la llevé yo.
Aprendí a colgar imágenes -prosiguió Emilio- para adornar los mensajes. Al final no era tan difícil si seguías las instrucciones de Pilar. Y escribía con letras de diferentes tamaños y colores!
Participaba humildemente con mis torpes ideas, pero con toda la fe y el cariño que podía. Sabes que mientras estaba allí sentado escribiendo no dejaba de pensar en ti y que te apretaba en mi cruz de bronce ofreciéndote mi dolor.
¿Recuerdas cómo te pedía que te descubrieras ante mi amigo, el que no creía en ti? Te pido que dejes que te conozca. Me alegrará verle llegar, más aun si ha llegado a conocerte.
Cuida de todos ellos… sobretodo de mi Conchita. Qué rabia haberla dejado allí y haberme venido yo, con lo mal que lo pasará. Qué egoísta soy. Perdóname también por eso.
Hizo una pequeña pausa y continuó:
– Sabes cuánto amaba los foros, pero sobretodo a las personas que habían detrás… por eso comprenderás que tardara en llegar.
– Claro, Emilio. En realidad eras un regalo que quise hacerles antes de que llegaras. Gracias por cumplir mi Plan.
Y Emilio, emocionado, comenzó a llorar.

Con certeza, Emilio está explicándole a Dios cómo va esto de los foros

Mois

2 Responses to Cuando Emilio se encontró con el Padre

  1. Noe says:

    ¡¡Precioso Mois!!, estoy convencida que “nuestro´común abuelo” estará echando lagrimones tras haber leído tus palabras.
    Hemos tenido mucha suerte de habernos cruzado con él en el camino, que Dios nos lo haya puesto ahí como rayo de esperanza, de energía, de aceptación, de ilusión, de entrega, de fe, de AMOR.
    Ahora tenemos una estrellita que nos ilumina desde lo alto, y que desde allí sigue rezando y cuidándonos.
    Gracias.

  2. Gracias Mois por coger el guante y ponerle palabras a ese diálogo de Emilio con el Padre…

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies