Buscando mi nombre

Mois Veros

By

Sin tiempo

¿Lo has dicho? Te quiero. No quiero vivir sin ti. Has cambiado mi vida. ¿Lo has dicho? Haz un plan, márcate un objetivo, intenta lograrlo pero de vez en cuando mira a tu alrededor, vive a fondo, porque esta es tu vida y quizá mañana… se acabe.

Sin tiempo que perder.
Mois

By

Arréglalo

– Tienes que arreglarlo con tus amigos.
– Lo que sea.
– Uno de ellos casi te mata hoy.
– Fue un accidente.
– Nadie vigila tu espalda.Nadie está pendiente de ti. Y ahí es cuando ocurren los accidentes, ¿vale? Este no es un problema personal. Es profesional. Te hace una mala contratación.
También significa que yo me tengo que preocupar de ti, porque nadie más lo hace. Y yo no quiero preocuparme de ti. Preferiría estar pateando tu culo en mi sala de pediatría.


Nadie vigila tu espalda. Arréglalo.

Mois

By

Malas personas

Que unas personas hagan cosas malas, no significa que sean malas personas.

Todos cometemos errores. Todos hacemos cosas malas. Pero no somos malas personas…
Mois

By

Si no es para quedarte

Era feliz, independiente, y con éxito… ¡y me gusta ser así! Pero cuando me dices estas cosas… es que me lo pones muy difícil, por favor, no vengas tras de mí… ¡si no es para quedarte!

No vengas tras de mí. Por favor.
Mois

By

Gran error

A veces tienes que cometer un gran error para darte cuenta como hacer las cosas bien.

Aprender de los grandes errores… aunque no tengan solución.
Mois

By

Incluso así

Addison: ¿Puedo unirme o no os van los tríos?
Meredith: Me tengo que ir. (Meredith se va)
Derek: Meredith… (A Addison) Realmente eres Satán, lo sabes, ¿no? Si Satán tomase forma humana serías tú, siempre, en todos lados.
Addison: Sabes que no soy nada Satán.
Derek: ¿Por qué no coges tu escoba y vuelves a Nueva York, donde perteneces?
Addison: Deja de ser mezquino.
Derek: Deja de ser una zorra adúltera.
Addison: ¿Sabes que me vas a perdonar, verdad? Quiero decir no puedes… Vamos, que hubo un tiempo en el que me veías como tu mejor amiga.
Derek: Hubo un tiempo en el que te veía como el amor de mi vida. Las cosas cambian. (Addison saca unos papeles.) Los papeles del divorcio.
Addison: Tu abogado dice que están bien. Yo aún no los he firmado, la pelota está en tu campo, si tú los firmas, yo los firmo. Fírmalos y cogeré el primer avión a Nueva York.
Derek: Los firmaré inmediatamente. Te quiero fuera de aquí lo antes posible.
Addison: Derek, ¿has pensado que incluso siendo Satán y una zorra adúltera podría seguir siendo el amor de tu vida?


¿Será posible?
Mois

By

Desapareceré

No puedo ser siempre el que va más allá, si doy más pasos,

¡desapareceré!

No frené a tiempo… y desaparecí.
Mois

By

Te miro

– Déjame en paz.
– Quiero saber si estás bien.
– ¡No estoy bien! yo no puedo respirar, no puedo respirar cuando tú me miras, deja de hacerlo.
– No te miro, no estoy… mirándote.
– Si que estás mirándome, y observándome. Finn tiene planes, y me gusta. Es perfecto para mí. Lo único que intento es poder ser feliz.
– ¿Crees que deseo mirarte, que no preferiría mirar a mi mujer? Estoy casado, tengo resposabilidades. Pero ella no me vuelve loco, no me hace imposible sentirme normal y no hace que me ponga enfermo pensar que mi veterinario la toca con sus manos. Juro que daría lo que fuera para no mirarte.

No deseo mirarte.
Mois

By

Lavanda

– Hola.
– Hola. Casi mueres hoy.
– Sí, casi muero hoy. (Silencio) ¡Derek! No puedo recordar nuestro último beso. Lo único en lo que pensaba era que iba a morir y no podía recordar la ultima vez que te besé. Es patético, pero quiero recordar la última vez que fuimos felices. No paro de intentar recordarlo y no puedo Derek, no soy capaz.
-Me alegro de que estés viva.

…Fue un jueves por la mañana. Llevabas esa camiseta de Darthmouth que te sienta tan bien, la que tiene un agujero. Te habías lavado el pelo y olía como a flores. Yo llegaba tarde a operar, dijiste que nos veríamos luego, te acercaste a mí, te apoyaste en mi pecho y… me besaste. Un beso rápido, de los normales, como si fuéramos a hacerlo a diario el resto de nuestra vida. Seguiste leyendo el periódico y yo me marché. Ese fue el último beso.
– Lavanda. Mi pelo olía a lavanda, por el acondicionador.
– Lavanda.

Apenas soy capaz de recordar…

Mois

By

Sabes cuándo has caido

En el hospital vemos adicciones cada día. Es impresionante las clases de adicciones que existen, sería demasiado fácil si sólo fueran drogas, tabaco y alcohol.
Yo creo que la parte más dura de mandar a la mierda el hábito es querer mandar a la mierda. Es decir, nos hacemos adictos por un motivo ¿verdad?
A menudo, demasiado a menudo las cosa empiezan de cero como una parte normal de tu vida y de algún modo cruzan la linea de la obsesión, compulsión, perder el control…
Es el colocón que arrastramos, el colocón hace que todo lo demás se apague lentamente.
El caso es que la adicción nunca termina bien, porque tarde o temprano lo que nos haya tenido drogados deja de hacer sentir bien y empieza a doler.
Pero dicen que no mandas a la mierda el habito hasta que caes en lo más bajo. ¿Pero sabes cuando has caído?
Porque no importa cuanto daño nos esté haciendo algo… a veces dejarlo marchar nos duele mucho más.


A veces preferimos el dolor con tal de no dejar nuestra adicción…

Mois

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies