Buscando mi nombre

Mois Veros

By

Abandonado

Al mediodía se oscureció todo el territorio hasta media tarde. A esa hora Jesús gritó con voz potente: -Eloi, eloi, lema sabactani, que significa: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Algunos de los presentes, al oírlo, comentaban: -Está llamando a Elías. Uno empapó una esponja en vinagre, la sujetó a una caña y le ofreció de beber diciendo: -¡Quietos! A ver si viene Elías a librarlo. Pero Jesús, lanzando un grito, expiró. El velo del templo se rasgó en dos de arriba abajo. El centurión, que estaba enfrente, al ver cómo expiró, dijo: -Realmente este hombre era Hijo de Dios.
Mc 15, 33-39


Ahora, cuando más te necesito… ¿por qué siento la soledad? Y, sin embargo, estás ahí…
Mois

PD: Recuerda, salmista: No estás solo. Él siempre está contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies