Buscando mi nombre

Mois Veros

By

A quien te odia

Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persiguen, para que seáis hijos del Padre Celestial, que hace salir el sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Mt 5, 43-46

El amor al enemigo no consiste en ignorarlo, o en soportarlo, si no en reconocer que se le necesita, en descubrir la semillas del Verbo que también germinan en él, en buscar lo que nos une y no tanto lo que nos divide, en pedirse perdón en privado y en público… el amor es paciente, servicial, no lleva cuentas del mal, todo lo soporta, todo lo espera.
Señor Jesús, bendice a quiénes me odian y atacan, y convierte mi corazón para que pueda amar como tú lo haces.

Si no amas a tus enemigos ¿en qué se nota que eres de Cristo?
Mois

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies