Buscando mi nombre

Mois Veros

By

y redención

Yo no lo sabía, pero mientras yo lloraba insultándole, Él lloraba a mi lado.

Desde aquel momento, me dediqué a perseguirlo maldiciendo Su Nombre. Despreciaba a todos los que decían amarlo y procuraba hacerles daño.
Un día de aquellos, subí a lo alto de un monte a maldecirlo. Grité a pleno pulmón:
– ¡Te odio!
Me sentí satisfecho. Las colinas provocaron un eco infinito que repetía: te odio… te odio…
Entonces escuché una voz:
– Si tanto me odias, ¿por qué no dejas de buscarme en todas partes?
No supe qué decir. Tenía razón. Me había empeñado en perseguirle, pero sin darme cuenta no había sido para acabar con Él.
– Señor… -acerté a decir.
– De ti depende agarrarte a mi mano, cargar tu cruz y seguirme. Si lo haces, yo te haré pescador de hombres.

Años después me ordenaba y presidía mi primera Eucaristía. Me sentí tan pequeño… yo, que había blasfemado hasta el extremo, amado hasta el extremo, hasta el punto de usar mis miserables manos para consagrar su Santo Misterio. Esas manos que, cerradas con ira, le amenazaban, ahora iban a ser instrumento para llevarlo a cualquier rincón del mundo.

…que Sus Caminos no son nuestros caminos.

Mois

By

Despojado de todo fue exaltado

El cual, siendo de condición divina,
no retuvo ávidamente
el ser igual a Dios.
Sino que se despojó de sí mismo
tomando condición de siervo
haciéndose semejante a los hombres
y apareciendo en su porte como hombre;
y se humilló a sí mismo,
obedeciendo hasta la muerte
y muerte de cruz.

Por lo cual Dios le exaltó
y le otorgó el Nombre,
que está sobre todo nombre.
Para que al nombre de Jesús
toda rodilla se doble
en los cielos, en la tierra y en los abismos,
y toda lengua confiese
que Cristo Jesús es SEÑOR
para gloria de Dios Padre. Flp 2,6-11

Se hizo último y por eso Dios lo coronó Rey de Reyes.

Mois

By

Como un quince de abril

Vivir * mi familia * mis amigos * mi tierra * pasear por la arena mojada * leer * la música * viajar por el ancho mundo * la fotografía * la magia de la vida cotidiana* una puesta de sol * un amanecer * contemplar el mar * los pequeños detalles * contemplar el fuego * aprender siempre * la poesía * la ternura y el cariño * la Amistad * el olor de la hierba recién cortada * el olor del mar * un beso * muchos besos * el amor * el aroma de una flor * reunir pequeños momentos felices * la suavidad de una caricia * sentir * emocionarme * reir * bailar * el color * la sinceridad * el deporte * las camisetas de colores * la sonrisa de un niño * las charlas inteminables con la gente que quieres* vuestro apoyo *
Cristina

No llegué a conocerte, Kissss, pero seguro que el Padre está cuidando de ti.

Mois

By

Puedes contar conmigo

Cuando sientas tu herida sangrar
cuando sientas tu voz sollozar
cuenta conmigo.

(de una canción de Carlos Puebla)

Compañera usted sabe
que puede contar conmigo
no hasta dos o hasta diez
sino contar conmigo.

Si alguna vez advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar conmigo.

Si otras veces me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar conmigo.

Pero hagamos un trato
yo quisiera contar con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Mario Benedetti

Ahora ya sabes… que puedes contar conmigo.

Mois

By

Blasfemia

Allí me encontraba frente a su cuerpo sin vida, desorientado, sin reaccionar. De repente, una incontrolable ira me embargó por completo y empecé a correr. Corrí y corrí, calle tras calle, hasta que al fin llegué a una iglesia. Entré y corrí hacia el Sagrario. Al estar frente a él, estallé en puro grito:
– ¡Eh, tú!¡Maldito bastardo!
Cerré los puños con rabia. Desee tenerlo frente a mi para poder destrozarle la cara a golpes.
– ¿Por qué? ¿Por qué lo has permitido? ¿Por qué dejaste que esos locos la mataran? Yo… que siempre lo he dado todo por ti… ¡contéstame!
Comencé a llorar. Las lágrimas empapaban completamente mi cara.
Seguía allí plantado frente al Sagrario.
– ¿Por qué? – grité más fuerte, desesperado.- ¿Por qué te la has llevado, grandísimo desgraciado?
Caí de rodillas al suelo, extenuado de tanto llorar.
– ¿Por qué… por qué, Señor, por qué…? – repetí una y otra vez.

– Al final Dios tenía otros planes para mí -continuó diciéndonos el nuevo párroco- pero ya os contaré otro día cómo me reconcilié con el Padre y cómo me llamó al sacerdocio. Ahora os dejo, que tengo que celebrar una Eucaristía- dijo mientras se alejaba sonriéndonos.

Cuando parece que todo está perdido descubrimos…

Mois

By

Odio

“¿Pero tú qué quieres, que me acaben odiando todos?”

…pero si a ti es imposible odiarte.

El odio. Un sentimiento muy humano. No provocarlo debe ser un Don.

Mois

By

Indigno mensajero

No quiero que se sufra por mi, no valgo tanto.

Indigno y, a la vez, bendecido por el Amor.

Mois

By

Resurrección

Siento que mi alma se encuentra perdida
que se junta la noche y el día.
Siento que si te veo
terremotos recorren todo mi cuerpo.

Haces que se vaya mi melancolía
me devuelves de nuevo a la vida.

Antes de llegar siquiera a conocerte
mucho antes ya te quería
como algo inalcanzable
así así así así te quería.

Haces que se vaya mi melancolía
me devuelves de nuevo a la vida
tú haces que se vaya mi melancolía
me devuelves de nuevo a la vida.

Quiero un mundo nuevo
mi corazón no lo compra el dinero
quiero palmas que acompañen a mi alma…

Haces que se vaya mi melancolía
me devuelves de nuevo a la vida
tú haces que se vaya mi melancolía
me devuelves de nuevo a la vida
me devuelves de nuevo a la vida.

Resurrección.

¡Alegraos, ha resucitado!

Mois

By

Confiaré

Confiaré…
aunque me pierda en tus caminos,
aunque no encuentre mi destino,
confiaré…

Confiaré…
aunque no entienda tus palabras,
aunque me queme tu mirada,
confiaré…

Y te seguiré
dudando y andando a la vez.
Y te amaré
sin miedo y temblando a la vez.

Confiaré…
aunque la muerte me persiga
y una locura sea mi vida,
confiaré…

Y te seguiré
dudando y andando a la vez.
Y te amaré
sin miedo y temblando a la vez.

Aunque todo parezca negro, aunque la esperanza parezca vana… confiaré.

Mois

By

Tiempo de silencio

Padre, a Tus manos encomiendo mi Espíritu.

Mois

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies