Se les presentó el Ángel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió en su luz; y se llenaron de temor. El ángel les dijo: “No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: en la ciudad de David, os ha nacido hoy un Salvador, que es el Mesías, el Señor; y esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.” (Lc 2, 9-12)

No temáis, estad alegres. Hoy nos ha nacido el Salvador, el Mesías, el Señor.

Mois