Buscando mi nombre

Mois Veros

By

Explosión de sentimiento

Enamorarse es como prenderle la mecha a un petardo. Empieza con una pequeña chispa cuya llama empieza a correr cada vez más deprisa hasta que explota de manera impredecible. Una explosión de sentimiento, de final impredecible que, a menudo, no encendemos nosotros mismos. ¿Por qué? Quizá porque pensamos que elegir, que poner voluntad a la decisión de enamorarse es restarle sentimiento.
¿Pero es así? ¿Es acaso más real un enamoramiento en el que no decides de quién te enamoras que uno en el que tú decides enamorarte… y te dejas llevar? Cada día estoy más convencido de que es mejor ser consciente, ponerle voluntad a los sentimientos, que dejar que otros (las circunstancias, el entorno, otras personas) sean quienes prendan la mecha. ¿Acaso no es mejor enamorarse de quien yo decida enamorarme? Así, cuando este periodo terminé, seguiré amando… y seguiré queriendo enamorarme. Así, la “explosión descontrolada” será deseada, permitida por mí. Y no dejará de ser un sentimiento intenso, casi descontrolado… sencillamente, “el senyor pirotècnic” seré yo.

Decidir con cordura a quién amar… para amarle con locura.
Mois

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies