Buscando mi nombre

Mois Veros

By

Pájaros de Portugal

No conocían el mar
y se les antojó más triste que en la tele.

Pájaros de Portugal:
sin dirección, ni alpiste, ni papeles.

Él le dijo “vámonos”
“¿dónde?” le respondió llorando ella.

Lejos del altar mayor
en el velero pobretón de una botella.
Despójate del añil, redil del alma
de nardo con camisa.
Devuélveme el mes de abril.
Se llamaban Abelardo y Eloísa,
arcángeles bastardos de la prisa.

Alumbraron el amanecer muertos de frío.
Se arroparon con la sensatez del desvarío,
tuyo y mío, de vuelta al hogar
qué vacío deja la ansiedad,
qué vergüenza tendrán sus papás.

Sin alas para volar,
prófugos del instituto y de la cama.
Pájaros de Portugal:
apenas dos minutos, mala fama.
Luego la Guardia Civil les decomisó
el sudor y la sonrisa,
las postales de Estoril, sin posada,
sin escudos y sin Visa.
Se llamaban Abelardo y Eloísa.

Bucearon contra el Everest y se ahogaron.
Nadie les enseñó a merecer el amparo
de la virgen de la soledad
¡qué pequeña es la luz de los faros!

Bucearon contra el Everest y se ahogaron.
Nadie les enseñó a merecer el amparo
de la virgen de la soledad
¡qué pequeña es la luz de los faros!
de quien sueña con la libertad…

Bucearon contra el Everest… y se ahogaron.
Mois

By

La mirada más triste

Caminaba distraído, pensando en mi cita de esa tarde. “Unos preciosos ojos me esperan” me decía mientras sonreía.
Entonces, al girar la esquina, me topé con ellos. Él miraba absorto el parque frente a ellos. Ella perdía la mirada en sus pensamientos. Estaban juntos, iban a casarse, pero apenas eran capaces de mirarse el uno al otro.
Por alguna razón que todavía no alcanzo a explicarme, la miré a los ojos. Ella pareció percatarse, porque salió de su ensimismamiento y me miró. Nunca he visto una mirada tan triste. Parecía gritar, ahogándose en silencio. Trató de esbozar una ligera sonrisa que apenas consiguió adornar su rostro. Sentí cómo su tristeza se clavaba en mi pecho por un instante y aparté la mirada. Él ni siquiera se percató de mi presencia, estaba demasiado ocupado en sus cosas como para darse cuenta de que algo, a parte de él, existía en el mundo.
Seguí caminando y entré en el bar. Y desde el fondo aparecieron aquellos preciosos ojos que me esperaban. Y durante el resto de la tarde no pude dejar de sonreir.

Unos ojos que son reflejo de un alma.
Mois

By

Árbol de diana – 23

Una mirada desde la alcantarilla
puede ser una visión del mundo.
La rebelión consiste en mirar una rosa
hasta pulverizarse los ojos.

Mirar. Ojos. Una mirada…
Mois

By

Por qué estás tan triste

– Atreyu, ¿por qué estás tan triste?
– He fracasado, Emperatriz.


No estoy triste por mí, estoy triste por ti.
Mois

By

Es mi sitio


Los amigos en su sitio.
Mois

By

Qué es un amigo

– ¿Qué es un amigo?
– Yo te lo diré: Es una persona con quién te atreves a ser tú mismo. Él no quiere que seas mejor o peor. Cuando tú estás con él te sientes como si fueras un prisionero que acaba de ser declarado inocente. No tienes que estar tenso. Puedes decir lo que piensas,mientras seas realmente tú. Él comprende esas contradicciones en tu naturaleza, que lleva a otros a juzgarte mal. Con él respiras libremente. Puedes dejar salir tus pequeñas vanidades y envidias, odios y chispas malévolas, tus maldades y absurdos y, al mostrárselas a él, se pierden , al disolverse en blanco oceáno de su lealtad. Él comprende. No tienes que tener cuidado. Puedes abusar de él, olvidarlo, tolerarlo. Lo mejor de todo es que puedes estar callado con él. No importa. Él te quiere. Él es como el fuego que quema los huesos. Él comprende. Tú puedes llorar con él, reír con él.¿un amigo? ¿qué es un amigo? solo uno con el que te atreves a ser tú mismo…


Un amigo… con el quien eres tú mismo.
Mois

By

Camuflaje

Quizá si visto esta camisa…

nadie se de cuenta de que soy Spiderman.

Humor camuflado.
Mois

By

Nunca te detengas

Siempre ten presente que…..
La piel se arruga,
el pelo se vuelve blanco,
los días se convierten en años.

Pero lo importante no cambia:
Tu fuerza y tu convicción no tienen edad.
Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña.

Detrás de cada línea de llegada,
hay una de partida,
detrás de cada logro,
hay otro desafío.

Mientras estés vivo, siéntete vivo.
Si extrañas lo que hacías,
vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos amarillas.
Sigue aunque todos esperen que abandones.
No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.

Haz que en vez de lastima,
te tengan respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
Cuando no puedas caminar, usa el bastón.
Pero, NUNCA TE DETENGAS

Teresa de Calcuta


Mientras estés vivo… nunca te detengas.
Mois

By

La muerte del poeta

El poeta ha muerto, se ha suicidado en plena noche.

Jose Joaquín Brotons

 

 

 

 

Un grito en plena noche ahogó el sórdido
silencio que inundaba la calle oscura.

Callaron las aves que lloraban en sus nidos.
Cayeron las luces que alumbraban el camino.
Calló el amor y sus engaños. Cayó la luna.

El cielo gris se tiñó de oscuro,
de rojo sangre, de blanco furia,
de gran barbarie, de negro luto.

Un secreto a voces; un anuncio, susurrado
casi nada tiene ya sentido pues, esta noche,
el poeta ha muerto; el poeta ha muerto ahogado.

Ahogado en la mundanal hipocresía que crece en los parques.
Ahogado en las dolorosas traiciones de las manos amigas.

Ahogado en sus propias lágrimas…
ahogado en sus propias lágrimas de tinta.

Reneses


Ha muerto ahogado… en su interior.
Mois

By

No estás sola

Su amiga empezó a llorar.
– Es que no te das cuenta. ¡Estoy sola! ¡Completamente sola!
Él hizo un esfuerzo para soportar ver su llanto y la miró a los ojos. La sujetó suavemente de las mejillas para que ella fijara sus ojos en los suyos y le dijo:
– No estás sola.


Aunque tengas esa sensación… No estás sol@.
Mois

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies