Buscando mi nombre

Mois Veros

By

Corrección fraterna

Nadie puede ofenderse ante la corrección fraterna…


… cuando esta es hecha con tanto cariño.

Nadie está exento de errores. De sabios es buscar Su Voluntad.
Mois

By

¿Qué ves?

¿Qué ves?

Donde tú no ves nada, yo veo a Dios.
Mois

By

A quien alimente tu corazón

Un viejo indio estaba hablando con su nieto. Le decía:
– Me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazón.Uno de los dos es un lobo enojado, violento y vengador. El otro está lleno de amor y compasión.
El nieto preguntó:
– Abuelo, dime, ¿Cuál de los dos lobos ganará la pelea en tu corazón?
El abuelo contestó:
– Aquel que yo alimente.

Lo que alimentes crecerá en tu corazón.
Mois

By

El brillo mentiroso de lo nuevo

Qué fácil enamorarse de lo desconocido, de lo imprevisto, de lo nuevo.

Qué difícil amar lo que no es novedoso… aunque sea verdadero.


Aprende a distinguir… y ama lo verdadero.
Mois

By

Mi princesa

Mi princesa
no tiene corona,
no es una persona
de sangre azulada.

Mi princesa
no tiene lacayos,
no cambia unos callos
por platos diseño.

…no tiene malicia.

…le sobra nobleza
aunque nadie se incline a sus pies y le trate de alteza.

Eres mi princesa.
Mois

By

Mi principe

Mi amigo Carlos es uno de esos príncipes sin reino que corren por ahí esperando que los beses para transformarse en sapo. Lo entiende todo al revés y por eso me gusta tanto. La gente que piensa que lo entiende todo a derechas hace las cosas a izquierdas, y eso, viniendo de una zurda, lo dice todo. Me mira y se cree que no le veo. Imagina que me evaporaré si me toca y que, si no lo hace, se va a evaporar él. Me tiene en un pedestal tan alto que no sabe cómo subirse. Piensa que mis labios son la puerta del paraíso, pero no sabe que están envenenados. Yo soy tan cobarde que, por no perderle, no se lo digo. Finjo que no le veo y que sí, que me voy a evaporar…
Mi amigo Carlos es uno de esos príncipes que harían bien manteniéndose alejados de los cuentos y de las princesas que los habitan. No sabe que es el príncipe azul quien tiene que besar a la bella durmiente para que se despierte de su sueño eterno, pero eso es porque Carlos ignora que todos los cuentos son mentiras, aunque no todas las mentiras son cuentos. Los príncipes no son azules y las durmientes, aunque sean bellas, nunca despiertan de su sueño. Es el mejor amigo que nunca he tenido y, si algún día me tropiezo con Merlín, le daré las gracias por haberlo cruzado en mi camino.
Adaptación de CRZ

Los príncipes azules destiñen, y las princesas durmientes no despiertan. Pero deteñido, duermo contigo.
Mois

By

Me alegro

Toda persona necesita que alguien le diga:

«Me alegro de que existas»

J.VANIER

Sí, te lo digo a ti. Me alegro de que existas.

Mois

By

Mujer, por qué lloras

Le dicen: -Mujer, ¿por qué lloras? Responde: -Porque se han llevado a mi señor y no sé dónde lo han puesto. Al decir esto, se dio media vuelta y ve a Jesús de pie; pero no lo reconoció. Jesús le dice: -Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, tomándolo por el hortelano, le dice: -Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo iré a buscarlo. Jesús le dice: -¡María! Ella se vuelve y le dice en hebreo: -Rabbuni -que significa maestro-. Le dice Jesús: -Suéltame, que todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: Subo a mi Padre y vuestro Padre, a mi Dios y vuestro Dios.
Jn  20, 13-17


No llores. Está vivo. ¡HA RESUCITADO!
Mois

By

Estarás conmigo

Uno de los malhechores crucificados lo insultaba diciendo: -¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti y a nosotros. Pero el otro lo reprendió diciendo: -¿No tienes temor de Dios, tú, que sufres la misma pena? Lo nuestro es justo, recibimos la paga de nuestros delitos; éste, en cambio, no ha cometido ningún crimen. Y añadió: -Jesús, cuando llegues a tu reino acuérdate de mí. Jesús le contestó: -Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso. Era mediodía; se ocultó el sol y todo el territorio quedó en tinieblas hasta media tarde. El velo del santuario se rasgó por el medio. Jesús gritó con voz fuerte: -Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Dicho esto, expiró.
Lc  23, 39-47


No temas. En el peor momento, también estoy contigo…
Mois

By

Permaneced en mi amor

Como el Padre me amó así yo os he amado: permaneced en mi amor. Si cumplís mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he cumplido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he dicho esto para que participéis de mi alegría y vuestra alegría sea colmada. Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os amé. Nadie tiene amor más grande que aquel que da la vida por los amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos porque el siervo no sabe lo que hace el amo. A vosotros os he llamado amigos porque os comuniqué cuanto escuché a mi Padre. No me elegisteis vosotros; yo os elegí y os destiné a ir y dar fruto, un fruto que permanezca; así, lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo concederé. Esto es lo que os mando, que os améis unos a otros.
Jn 15, 9-17


Nadie tiene mayor amor…
Mois

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies