Buscando mi nombre

Mois Veros

By

No lo comprendo

Realmente, mi proceder no lo comprendo; pues no hago lo que quiero, sino que hago lo que aborrezco. Y, si hago lo que no quiero, estoy de acuerdo con la Ley en que es buena; en realidad, ya no soy yo quien obra, sino el pecado que habita en mí. Pues bien sé yo que nada bueno habita en mí, es decir, en mi carne; en efecto, querer el bien lo tengo a mi alcance, mas no el realizarlo, puesto que no hago el bien que quiero, sino que obro el mal que no quiero. Y, si hago lo que no quiero, no soy yo quien lo obra, sino el pecado que habita en mí.
Rm 7,15-20

Señor, lléname de Ti para obrar según Tu Voluntad.
Mois

By

Sin dinero

Las cosas verdaderamente importantes no se pueden comprar con dinero.

El Amor no está en venta.
Mois

By

Las vacas propias

Él no será el único con la cara partida si alguna se entera de lo de la vaca propia.

Es que la leche es algo muy personal.
Mois

By

Pájaro azul

Menudo pájaro estás hecho…

Literalmente…
Mois

By

No llores

No llores, pequeña. Yo cuidaré de ti.

Y ahora eres tú quien cuida de mí.
Mois

By

Conspiración

Cuando dos seres se aman el universo entero conspira a su favor.

El universo conspira…
Mois

By

Sin merecerlo

Pues habéis sido salvados por la gracia mediante la fe; y esto no viene de vosotros, sino que es un don de Dios; tampoco viene de las obras, para que nadie se gloríe.
Ef 2, 8-9

Es Él quien lo ha hecho.
MoisS

By

Nadie nace sabiendo


Aprender de la experiencia.
Mois

By

Soñé que tu me llevabas

Soñé que tú me llevabas
por una blanca vereda,
en medio del campo verde,
hacia el azul de las sierras,
hacia los montes azules,
una mañana serena.

Sentí tu mano en la mía,
tu mano de compañera,
tu voz de niña en mi oído
como una campana nueva,
como una campana virgen
de un alba de primavera.

¡Eran tu voz y tu mano,
en sueños, tan verdaderas!

Vive, esperanza, ¡quién sabe
lo que se traga la tierra!

Antonio Machado

Recuerdos de hace mucho, mucho tiempo…
Mois

By

Arderemos

– Arderemos en el infierno por esto.
– No, tú arderás. Porque yo soy rey ¡por la Gracia de Dios!

La Gracia de Dios está con los pequeños y débiles.
Mois

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies