Buscando mi nombre

Mois Veros

By

¿Por qué?

No soy capaz de entenderlo. ¿En qué estabas pensando? ¿Qué se te pasaba por la cabeza?

La última vez que te vi, estabas sentado en una mesa exponiendo los trabajos que habíais hecho, motivando a la gente a que se apuntara a vuestro grupo. Ahora, ya no más. ¿Qué te pasó?

Tengo fugaces recuerdos tuyos: hablando con compañer@s… paseando por el hall… sentado en clase… pero ahora se acabó. 22 años… ¿En qué estabas pensando?

No consigo quitar la imagen de mi cabeza. En tus manos, el abismo. Y sin más… hasta siempre. Sobrecogedora. ¿Y ahora, qué?

¿Por qué? Soy incapaz de comprender…
Rezaré por ti y por los tuyos… ahora más que nunca.

Señor, a tu misericordia me amparo. Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu.

Mois

By

Como un ángel de puntillas a mi lado

Que no te escriba frecuentemente no significa que me olvide de ti. A menudo recuerdo tus saltos, tus giros, tus vuelos…

Son tantas cosas las que nos han unido…

Tu hombro me ha visto derramar lágrimas por amor. También yo he secado las tuyas cuando lo has necesitado. Solías estar cerca de mi: una palabra de aliento, un toque de atención, o simplemente regalarme tu sonrisa. Es lo que uno guarda como un preciado tesoro para cuando queda lejos. Queda en la memoria, a veces perdida en sus ensoñaciones, pero siempre dispuesta a traerte de nuevo a mi lado.

Ultimamente estás muy presente. No sé si será que te echo de menos o que, egoístamente, te necesito, pero pienso en ti: en lo lejos que estás y en lo cerca que me gustaría que estuvieras. Ya no hablamos como antes pero nunca olvido que estás ahí, como un ángel de puntillas a mi lado.

Espero que pronto estés de vuelta, seguro que tienes muchas cosas que contarme…

La vida es lo que realmente importa.

Mois

By

Es así de dulce

“Ese chico te debe querer mucho, cierra los ojitos cuando te abraza…”

…es que es así de dulce.

Mois

By

Ella se ha ido…

Ella se ha ido…

Ella se ha ido, pero eso no me impedirá disfrutar de la puesta de sol, del atardecer tras las montañas con su delicada cromatura.
Ella se ha ido , pero eso no me impedirá reirme a carcajadas con mis amigos, hasta que el estomago me duela y las agujetas me recuerden el momento al día siguiente.
Ella se ha ido, pero eso no me impedirá esforzarme en mi estudio, en mis ganas de conocer, en mi deseo de saciar la curiosidad.
Ella se ha ido, pero eso no me impedirá recordar mi infancia tomando un chocolate caliente con aquellos que la compartieron conmigo.
Ella se ha ido, pero eso no me impedirá dormir hasta tarde, apostar por mis sueños, luchar por mis ilusiones.
Ella se ha ido, pero eso no me impedirá encontrar a Dios en la cima de una montaña, en la profundidad de un valle, en el discurrir de un río, en mi paseo matutino.
Ella se ha ido, pero eso no me impedirá ser feliz.

Ella se ha ido… pero yo sigo aquí.
Mois

By

Quédate

Y aferrándome con fuerza de la mano me dijo:

…es que no quiero que te vayas…

Mois

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies