Buscando mi nombre

Mois Veros

By

Más vale tarde…

Estoy roto. Roto y contento.
Ayer no fue un gran día, he de reconocerlo, pero hoy ha sido gratificante. No he podido ver a mi amiga, pero le he dejado el encargo a un amigo. “Felicítala de mi parte, y luego le das un beso y un abrazo”, él lo ha hecho, y ella se ha sorprendido. Eso es todo cuanto sé. Pero es suficiente.
Además, esta tarde he ido a recoger la comida de los colegios por la “Campaña del Kilo”. Nos hemos “deslomao” cargando toda la comida en la furgoneta, descargando, clasificando , haciendo bolsas y organizando… Hemos acabado cansadísimos, pero contentos. Todo sea por los pobres. Si la experiencia en sí ya es gratificante imaginaos lo bien que se siente uno cuando unas chavalas de confir (aunque no de mi grupo, pero sí después de hablar conmigo) han venido a ayudar. Creo que han tenido la misma sensación que yo la primera vez que fui. Cansancio total + alegría “desbordante”… es muy, muy cansado… pero engancha. Yo no he podido dejar de hacerlo desde que fui por primera vez.
Y aún más…ellas me han dado las gracias a mí!! Estas cosas son las que te llenan, ayudar a otros a descubrir la grandeza de darse a los demás.
Creo que he empezado tarde el camino, pero tengo esperanzas de llegar a tiempo…y si no llego a tiempo, espero que me acojan cuando llegue!! Yo trataré de apresurarme, gracias Señor por dejarme “correr” hacia Ti, cuando pensaba que ya no podría “arrancar”.
Mois

By

¡Ven, Señor Jesús!

Hoy estoy triste. No sé si será porque siento que voy a perder a mi amiga o porque me entristece el no haber podido hacer nada para no perderla.
Últimamente ando dándole muchas vueltas al tema. Desde que la conozco, hemos tenido momentos muy buenos juntos…y también muy malos. Y a pesar de todos los momentos malos, siempre conseguíamos salir adelante.
Ésta vez, creo que no se solucionará. No es que pierda la esperanza, pero la rutina y la falta de interés son más fuertes que yo. ¿Y qué venida le estoy preparando yo al Señor, si no soy capaz de reconciliarme con mi “hermana”? ¿Yo soy ese “tan bueno” que prepara el camino allanándolo? No. Soy ese que se cree “tan bueno” y que, sin embargo, le pone trabas…
Mis amigos tratan de ayudarme. “No es culpa tuya”, me dicen. Quizá ella tenga más culpa que yo (no diré que la tiene porque no estoy dispuesto a juzgarla… ni dispuesto ni en condiciones) pero yo no he puesto TODO de mi parte. Si cualquier relación falla, sea del tipo que sea, es por culpa de ambos.
La culpa “solía ser” suya (o yo “pensaba” que era suya) y para mi perdonarla no suponía un problema. Pero esta vez ha sido diferente. Esta vez le he fallado yo (estrepitosamente), y quizá por eso me ha dolido más, poque me es más difícil perdonarme a mi mismo. Lo peor es que creo que ella, en el fondo, tampoco es capaz de perdonarme. Lo hemos hablado y “seguimos siendo amigos”, pero mantenemos una relación superficial.
Estoy triste porque siento que empieza a dejar de importarme. Y si deja de importarme, ya no habrá solución posible.
Probablemente mañana sea el último día de este año que la vea. Procuraré abrazarla y desearle feliz navidad. No sé que más hacer. Le regalaré una sonrisa, tal vez sea una buena manera de empezar de cero.
Espero que las cosas mejoren, confío en que Dios sabe lo que hace y hará lo que sepa mejor para mi. Rezaré por ella.
Y si finalmente no se arreglan las cosas, procuraré, al menos, recordar sólo los buenos momentos y siempre que nos encontremos, le regalaré una gran sonrisa. Ahora mismo no puedo hacer más, porque no sólo depende de mi.
Señor, quizá ya sea tarde para allanarte el camino, pero te necesito.¿Te sirve, al menos, mi deseo de conversión? Sé que no lo merezco, pero ahora especialmente… ¡Ven, Señor Jesús!

Mois

By

Una navidad ¿sin niño?

Andaba reflexionando un poco estos días sobre nuestra manera de vivir la navidad y…

“El sueño de María”

Tuve un sueño, José…. no lo pude comprender, realmente no, pero creo que se trataba del nacimiento de nuestro Hijo; creo que si era acerca de eso.
La gente estaba haciendo los preparativos con seis semanas de anticipación. Decoraban las casas y compraban ropa nueva. Salían de compras muchas veces y adquirían elaborados regalos. Era muy peculiar, ya que todos los regalos no eran para nuestro Hijo. Los envolvían con hermosos papeles y los ataban con preciosos moños, todo lo colocaban debajo de un árbol. Si, un árbol, José, dentro de una casa. Esta gente estaba decorando el árbol también. Las ramas llenas de esferas y adornos que brillaban. Había una figura en lo alto del árbol, me parecía ver una estrella o un ángel, oh! Era verdaderamente hermoso. Toda la gente estaba feliz y sonriente. Todos estaban emocionados por los regalos; se los intercambiaban unos con otros José, pero, no quedó alguno para nuestro Hijo. Sabes, creo que ni siquiera lo conocen, pues nunca mencionaron su nombre; ¿no te parece extraño que la gente se meta en tantos problemas para celebrar el cumpleaños de alguien que ni siquiera conocen?.
Tuve la extraña sensación de que si nuestro Hijo hubiera estado en la celebración, hubiese sido un intruso solamente. Todo estaba tan hermoso José y todos tan felices, pero yo sentí enormes ganas de llorar. Que tristeza para Jesús no querer ser deseado en su propia fiesta de cumpleaños. Estoy contenta porque sólo fue un sueño, pero que terrible José, si esto hubiera sido realidad.

… y me he quedado pensando que qué triste si entre las prisas y los regalos nos olvidamos de lo que verdaderamene estamos celebrando. Hoy, en la homilía, Jovi (el cura de Alboraya) hacía una reflexión sobre ello. Qué malo sería que viniera Jesús y le dijeramos que esperara…que estamos demasiado ocupados preparando la “navidad”, que mejor viniera en Febrero, después de Navidad y después de los exámenes, claro…porque esos días estamos demasiado ocupados estudiando… decirle que ya le buscaríamos un hueco en nuestra ajetreada agenda de “ires y venires”, que le haríamos una perdida o le mandaríamos un mensaje cuando supieramos cuando nos viene bien que venga…

No, esa no es la Navidad que debemos vivir. Nuestra Navidad tiene que ser como la venida del Niño que es. Cuando nace un niño en cualquier casa, todas las agenda se adaptan a él, se convierte en “el rey”. Cómo no hacer lo mismo (o más!) cuando viene el Niño? el Verdadero Rey? el Salvador? No lo dejemos fuera… adaptemos nuestras agendas a Él como buen Niño recién nacido que es.
Mois

By

Cada día un nuevo comienzo

Hola a todos los lectores! La verdad es que estoy haciendo algo que “me asusta un poco”. Pienso que no soy una persona con el “Don de la palabra”, pero me apetece compartir cosas con todo aquel que las quiera leer, así que, aun a riesgo de que me salga un blog aburrido, voy a intentarlo. “El mundo es de los que se arriesgan” y Dios quiere que multipliquemos nuestros dones según nuestra capacidad, y quizá mi humilde aportación ayude a alguien, como las aportaciones de otros han hecho conmigo. 😀

No sé con qué frecuencia actualizaré este blog, tan solo espero que no se me congele entre las manos por no saber qué escribir. Procuraré contaros un poco mi vida, colgar reflexiones, textos que me gusten y/o me lleguen, alguna fotillo chula… y no se, os “daré la chapa” con mi vida.

Por ser “el primer día” (que espero sea uno de tantos), os contaré un poco “mi vida en la superficie”:
Tengo 19 años, y como se puede apreciar en mi foto, hoy por hoy luzco una coleta de la que me siento bastante orgulloso 😀 (algo así como la perilla de Perlegrino). Vivo en Alboraya (terra de l’orxata i la xufa), aunque nací en Sagunto, pero vivo aquí desde que era muy pequeño (algún día os enseñaré alguna foto de cuando yo era pequeño….). Participo activamente en las actividades de mi parroquia (Parròquia de l’Assumpció de la Mare de Déu d’Alboraia), aunque siempre estoy dispuesto a colaborar con otras parroquias. Soy catequista de confirmación y llevo a un grupo de segundo (se confirmarán el año que viene) y canto en el coro de jovenes. Además colaboro con Cáritas en las campañas y en dos proyectos: Proyecto Infancia y Ropero (que esperamos pronto se convierta en tienda @rropa). Y tengo “algo” de relación con l@s marianistas, ya que la misa de jóvenes se celebra en la capilla del colegio Marianistas de Alboraya y además muchos amig@s mios (algunos son mis chavales de confir) tienen relación con el Colegio del Pilar de Valencia (A ver si conoceis a alguien? Roser Gil, Neus Gil, Javi Aguilar, Halevou, Sara Plana, Amparo García, Ana Juan, Elena Navarro, Francisco Greses, Lorena García… y bueno, algunos más (no os enfadeis si no os pongo, pero es que me puedo tirar aquí toda la tarde…)), aunque no soy marianista.
Y bueno, creo que por hoy ya os he dao bastante “la tabarra”. Espero escribiros pronto. Un abrazo a tod@s. Cuidaos y dejad que Dios os cuide.

Mois

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies